24 sept. 2010

Sobre conversar

Una conversación de verdad. Sin los malditos egos como participantes principales (que muchas veces no dejan ni hablar o escuchar), sin cordialidades obligadas, sin coqueterías, sin prevenciones ni miedos. Hablar y equivocarse, dar vueltas, muchas vueltas hasta llegar a algún lado, o a ninguno. Todo con un buen interlocutor que diga las cosas sinceramente sin importar lo que impliquen, pero siempre con las mejores intenciones. Básicamente, quiero hablar con Ana María.

20 sept. 2010